Introducción al capítulo 3: valores y paradigmas fractales

la caña que piensa

“El hombre es una caña, la más débil de todas, pero es una caña que piensa.”
Blaise Pascal

Son muchos los desafíos que se presentan actualmente a las empresas. Los cambios que se producen en el mundo y afectan a nuestra sociedad están también golpeando de frente a las empresas. La velocidad de estos cambio, además, se está incrementando. Lo que antaño necesitaba un siglo requiere ahora un decenio, lo que antes tardaba diez años no requiere más que un par de ellos.

En consecuencia nuestros principales retos proceden probablemente de la necesidad imperiosa de adaptarnos al aumento de la complejidad del mundo. Sólo los organismos (bien sean biológicos o sociales) que consigan adaptarse a los cambios sobrevivirán. Los otros, los que permanecen arraigados en prácticas anticuadas y basados en mapas mentales obsoletos, están condenados a desaparecer tanto más rápidamente como que la lucha competitiva por la supervivencia sea más duro en su sector.

No son los robles que sobreviven a las tormentas más fuertes, sino las cañas. Si las empresas quieren sobrevivir a las tormentas, es en la capacidad creativa de “la caña que piensa” que deben apoyarse, lo que requiere la rehabilitación del papel del hombre en las organizaciones. Papel que le fue robado por la gestión de procesos cuando la expectativa de dinero inmediato empezó a deslumbrar a los accionistas y que la gestión industrial fue sustituida por la ambición financiera.

Progresivamente muchas empresas perdieron su esencia y se convirtieron en simples medios utilitarios; la empresa “utilidad” reemplazó a la empresas “entidad”. En los niveles más altos de las corporaciones anónimas, la mecánica prevaleció sobre la humanidad, el mecanicismo sobre el humanismo. Y este modelo fue progresivamente adoptado por la mayoría de las empresas, llegando asimismo a las Pymes. Empezó el “pan para hoy, hambre para mañana”.

La visión mecanicista de la empresa refuerza los planteamientos tayloristas basados en la idea de la “One best way”, la que existe una mejor manera de hacer cualquier cosa, lo que desemboca inexorablemente en subyugar el hombre a los procesos.

¿Y que son los procesos sino estrategias que fueron desarrolladas para responder a problemas que han dejado de ser actuales y optimizadas para situaciones que ya no existen porque todo ha cambiado? Gestionar por procesos es apostar por la estabilidad y la previsibilidad de la evolución. Sin embargo, hoy en día, no podemos contar sobre ninguna de las dos.

Lo más capaz de hacer frente a la complejidad creciente del mundo, de las sociedades, de las empresa, es el cerebro humano. Y mejor aún la libre colaboración de varios cerebros trabajando en equipo para el logro de un objetivo común.

Aplicarlo a la gestión implica rehabilitar el hombre, (re)humanizar las empresas. Es necesario abandonar valores basados en la fragmentación de los puestos de trabajo, en la desconfianza y el control, en la competitividad (rivalidad) interna. Humanizar la empresa no sólo responde a una necesidad ética, se ha convertido en una obligación para las empresas cuya perennidad se debe más a su capacidad de adaptación, a su creatividad y, en particular, a su capacidad para dar satisfacción a los clientes. Algo que – cuando hablamos de Pymes – depende mucho más de su personal que del poder de su marca o de su tecnología.

Los nuevos modelos de organización y dirección no han de fundamentarse en procesos ingenieriles sino en valores humanos y las estructuras de la empresa deben ser modificadas para permitirlo.

Sobre nosotros

Experto en el factor humano en las empresas. Más de veinte años de experiencia que incluyen la creación de empresas y su dirección, la actividad de consulting y de formador. Creador del modelo de organización fractal FractalTeams® que incluye la Dirección Por Misiones.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Artículos, Avances del libro

Deja un comentario

Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Ver AQUÍ nuestra política de cookies
Aceptar Cookies
x